jueves, 8 de diciembre de 2011

¡Qué Bello es Vivir!

Hola a todos!

Cómo va el puente? El mío muy bien, aunque echando mucho de menos a Bimba. Al final no he podido quedármela, y estoy un poco triste, porque ha sido la alegría de mi casa los poquitos días que ha estado aquí. De todos modos, me consuela mucho saber que ahora está en buenas manos. Mi amiga Fabiola la ha adoptado con el mismo cariño que lo hice yo, y sé que la tiene como a una reina! Gracias!

Ayer estuve en Jerez de compras con mi prima y mi sobrina, y por la tarde aproveché para ver una de mis películas favoritas, ¡Qué bello es vivir! Una película clásica en blanco y negro protagonizada por el gran James Stewart y  la bella Donna Reed. Narra la historia de un hombre humilde y bueno que en la víspera de Noche Buena y tras recibir una horrible noticia, decide acabar con todo. Pero un entrañable ángel caído del cielo que todavía intenta conseguir sus alas (Henry Travers) lo impide, enseñándole además, el verdadero sentido de la vida.




Os recomiendo que la veáis, y mucho más en estos días en los que la Navidad ya se deja oler.  Es una película muy especial para mi, sin duda, uno de los mejores largometrajes de los años 40, y os animo a que os dejéis contagiar por el mensaje tan positivo que este cuento navideño quiere transmitirnos, que por lo menos a mi, me hace siempre recapacitar sobre lo bonita que puede ser la vida, y me recuerda que las adversidades, por muy duras que parezcan siempre se superan, sobre todo cuando contamos con el apoyo de nuestros seres queridos.





Así que ya sabéis, enrrollaros en una manta, haced unas palomitas y disfrutad de este clásico navideño que estoy segura de que os encantará.

1 comentario:

  1. no la he visto nunca pero seguro que es preciosa!

    ResponderEliminar